Tel: 15 5910-2190 / 15 2177-4945

Consultas OnLine GRATIS las 24hs.

PBA y CABA: los proyectos detrás de las candidaturas y las mayorías

PBA y CABA: los proyectos detrás de las candidaturas y las mayorías

Por Juan Antonio Yannuzzi

  La renovación parlamentaria, tanto en la Ciudad como en la Provincia de Buenos Aires, podría destrabar algunas iniciativas claves para ambos oficialismos. Este año no se ponen en juego ejecutivos, por ende se puede deducir que la dirección política de las gestiones provinciales mantendrá sus respectivas direcciones sin alteraciones significativas. Sin embargo, las mayorías legislativas que pueden alcanzar los ejecutivos en estos comicios, sean absolutas o espaciales,  definirán el destino de muchos proyectos claves para la dirigencia. En la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires los mandatarios apuestan a lograr mayorías diferentes, pero su contexto es similar. Ambos requieren buenos desempeños electorales en sus distritos para destrabar proyectos que consideran claves tanto desde lo institucional como desde lo económico. De los dos lados de la Av. General Paz los poderes ejecutivos subnacionales se movilizarán con la fuerza que los acontecimientos ameritan. Los resultados en cada distrito determinarán en gran medida la dinámica gubernamental para los próximos dos años, con su consiguiente impacto en la proyección política de los mandatarios.   PROVINCIA DE BUENOS AIRES El foco principal de la estrategia electoral del Frente de Todos en la Provincia estará en conseguir un resultado favorable en las secciones electorales que eligen senadores provinciales. Esto de debe a que, aunque el oficialismo bonaerense tiene la mayoría en la cámara baja, el senado es controlado por la oposición. La cámara alta provincial se compone de 46 senadores de los cuales 26 responden a la oposición y 20 al oficialismo. Pero mientras que en Juntos por el Cambio terminaran el mandato 16 legisladores, en el Frente de Todos únicamente 7. El hecho de que la coalición opositora renueve más bancas que el oficialismo se debe exclusivamente a la histórica elección de Cambiemos en 2017. En este sentido el principal objetivo del Frente de Todos será repetir el caudal electoral logrado en las elecciones del 2019, cuyos resultados le garantizarían en esta ocasión mayorías propias en ambas cámaras. El problema evidente es que la situación social, política y económica es muy distinta del contexto que le permitió al peronismo unificado ganar por amplia diferencia en la provincia. Dadas las divisiones seccionales de la provincia, las posibilidades de irrupción de terceras fuerzas se reducen enormemente. En el caso del senado el efecto mayoritario del sistema electoral se acrecienta aún más dado el menor número de bancas por sección. El umbral más bajo para la obtención de bancas en la cámara alta es de 13% (primera), numero casi inalcanzable para las fuerzas minoritarias. El Frente de Todos necesita obtener al menos 10 de los 23 senadores que se renuevan para, al menos, forzar el desempate de la presidente de la cámara. Un elemento decisivo que tiene en cuenta el ejecutivo de la provincia para fundamentar sus esperanzas es que en estos comicios, a diferencia del 2017, tienen al Frente Renovador en sus filas. El optimismo no termina allí, ya que también lograron incorporar a un ex referente del lavagnismo, como Bali Bucca, quien estará en la boleta de diputados provinciales por la séptima sección, distrito en el que no pudieron cosechar ni un escaño en 2017. Por el Senado tienen que pasar algunos proyectos de gran importancia para el segundo tramo de la gestión del gobernador y sobre todo designaciones. Con mayoría oficialista probablemente haya intentos para modificar la ley que imposibilita la reelección indefinida de los intendentes. También hay dos lugares vacantes en la Suprema Corte de Justicia y faltan designar autoridades en el directorio del Banco Provincia. Parecería que todo está encaminado para que el gobernador Kicillof termine el año con una mayoría propia en el Senado. Los acuerdos políticos para ello ya están firmados, pero resta saber si la ciudadanía bonaerense volverá a acompañar a sus representantes luego de dos años de gestión muy complejos como consecuencia de la pandemia.   CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES La “opulenta” Ciudad de Buenos Aires vive estas elecciones con otra intensidad. Nadie duda de quien ganará, la pregunta es por cuánto. La respuesta a esa incógnita no solamente influirá en la designación de los liderazgos opositores sino que también determinará el futuro de proyectos claves para la administración de Rodríguez Larreta. Hoy el bloque oficialista en la Ciudad ostenta una mayoría indiscutible que le da poder de veto para decidir que proyectos llegan al recinto. Esta facultad es ampliamente utilizada por el bloque mayoritario, lo que produjo la radicalización de la oposición del Frente de Todos porteño. Retener la mayoría absoluta no es un problema para el oficialismo. El desafío es conseguir los dos tercios, entre propios y aliados. Alcanzar ese objetivo es una tarea prácticamente imposible para una única lista. Pero en el gobierno tienen esperanzas de que se produzca un resultado que al menos posibilite la discusión de proyectos rechazados por la oposición. Actualmente el bloque de Vamos Juntos en la Legislatura tiene 37 miembros, entre los partidarios del PRO, UCR Evolución, CC-ARI y PS, al que se le suma en la practica el monobloque del GEN. De estos 38 representantes, en los próximos comicios se pondrán en jugo 21 bancas, lo que representa una vara muy alta para el oficialismo si quiere mantener su porción. En el 2017 Cambiemos logró ganar 20 bancas legislativas gracias a que la UCR-Evolución de Martín Lousteau fue por fuera del armado oficialista cosechando 4 escaños. Ni el larretista más optimista espera conseguir 20 de las 30 bancas que se ponen en juego, aunque cuenten con el apoyo de la nueva fuerza liberal de López Murphy. La única posibilidad que se baraja en Parque Patricios para alcanzar los dos tercios es que tanto las fuerzas de izquierda como el Frente de Todos no cosechen más de ocho bancas. Entienden que si el liberalismo y Alternativa Ciudadana logran representación, serán una oposición razonable para negociar. Bajo esta creencia es que se fundamenta la estrategia de Vidal de moderar el discurso tratando de acaparar votantes desencantados del Frente de Todos a nivel nacional, sin miedo a que crezcan alternativas liberales o centristas como consecuencia. Los proyectos que Rodríguez Larreta busca destrabar, que requieren dos tercios de la Legislatura, son desarrollos inmobiliarios de gran relevancia para el planeamiento urbano de la Ciudad. La vedette de este paquete de iniciativas que necesitan doble lectura y mayoría espacial es, sin dudas, el proyecto inmobiliario de Costa Salguero. Pero este no es el único, hay dos proyectos más con despacho de comisión (reservados en secretaría), al que hay que sumarle el desarrollo del “Nordelta porteño” de IRSA en Costanera Sur, próximo a votarse en comisión. Estas iniciativas del Jefe de Gobierno no impactarían únicamente en el diseño urbano de la Ciudad, renovando su paisaje, sino que también serían un gran aporte para las arcas del GCBA. Luego de un año de caída de los recursos por la merma en la actividad económica y la baja en la coparticipación que recibe el distrito, los ingresos que producirían los desarrollos inmobiliarios podrían hacer la diferencia para un mandatario que deposita todas sus aspiraciones personales en los próximos dos años.

Abogados Laborales | Consulte Abogado Laboral

Abogados Laborales - Consultas Gratis located at Argentina - Buenos Aires - Capital Federal , Capital Federal - Buenos Aires, AR . Reviewed by 3.455.559 Consultas GRATIS Realizadas rated: 4.7 / 5